Archivo José Weber Beisinger por Gregorio Vázquez

Introducción



Los documentos que fueron producidos y reunidos por el alemán José Weber Biesinger son de valor histórico para las investigaciones sobre el siglo XX en Chiapas. Weber llegó a Chiapas en los años 20 y desde entonces su interés en la geografía, en la educación, en los métodos de enseñanza y en comprender el territorio y los habitantes del mismo, permearon cada una de las actividades que fue desarrollando.  Como alemán en tierra lejana se unió a los grupos de extranjeros europeos que residían en Chiapas, muchos de estos extranjeros participaron en grupos científicos y académicos que generaron investigaciones y prácticas relacionadas con la fotografía, la antropología, la arqueología, la botánica, la geografía y otros temas relevantes para la investigación científica.

En los materiales a primera vista se ubicaban sus manuales de educación general, de educación para indígenas, las cartillas para adultos analfabetas. Contiene todos los elementos escritos, dibujos, guías y manuales del método educativo al cual nombró  el “Método Puente”. Weber puso en práctica el Método Puente para la enseñanza de la lecto escritura al pueblo chiapaneco por décadas. Varios textos y entrevistas afirman la eficacia del método y dan fe de cómo en mes y medio los alumnos aprendían a leer y escribir.

Los materiales del archivo han estado inéditos y sin consultantes, hacerlo accesible permitirá tener de primera mano documentos relacionados al territorio, a la educación y a entender ciertos procesos que aún no han sido estudiados a profundidad. 

Su espacio original era el tapanco de la casa que en vida ocuparan José Weber y su esposa Carmen Velasco, hermana del gobernador Manuel Velasco Suarez. Weber era tío político del gobernador Manuel Velasco Coello, quien ocupaba el cargo el año en que el material fue retirado y anexado a los materiales de Na Bolom.


José Weber, vida y obra.


José Weber Biesinger nació en Alemania en 1902, se formó en la docencia. En 1921 viaja a México y por una breve temporada está en Sonora. Posteriormente se traslada a Chiapas donde ejerce su profesión desde mediados de los años 30 hasta 1972, cuando se retira. De esa fecha a 1983 se dedica a la elaboración de manuales, cuadernos y mapas.

Sus primeras experiencias educativas las realizó con niños y maestros provenientes soconusco y los altos de Chiapas, las cuales siguen siendo regiones con atraso educativo y en la época en la que inicia Weber era prácticamente nulo el proceso de alfabetización.

Sus primeros años en Chiapas los vivió en las fincas del Soconusco donde educaba a hijos de finqueros. A principios de las década de los cuarenta se establece en San Cristóbal de Las Casas, en 1943 funda la escuela Eduardo Seler, a la que asistían niños nacionales y extranjeros de familias dueñas de fincas; hijos de familias comerciantes. La mayoría de los niños pertenecían a las familias de poder económico del estado. Pocos de sus alumnos eran indígenas, bilingües y otros monolingües sin acercamientos a la escritura, el lenguaje les presentaba una barrera.

Weber y Frans Blom y Gertrudi Duby fueron cercanos, en algún momento decidieron la alfabetización de un lacandón de nombre Kim, quien aprendió a leer y escribir con el método de Weber, la alfabetización fue orientada al castellano, lo cual en muchas ocasiones cuestionó Kim de no hacerse en maya.

Weber desarrolló el Método Puente, el cual era vital para los niños. Fue accesible la alfabetización para niños de distintos contextos sociales. El método tuvo éxito y fue impulsado para ponerlo en práctica en escuelas urbanas y rurales en la mayoría del estado.

Para la creación del método, su principal motor fue la preocupación por el tiempo en que el educando tardaba para acceder a la escritura, que en muchos casos eran de uno a dos años, lo cual generaba desinterés tanto en el proceso del niño como del adulto analfabeto.

La experiencia enseñando a niños de culturas e idiomas distintos le llevó a combinar elementos de otros métodos: el carácter fonético de Fray Matías de Córdoba; la mnemotecnia para establecer un puente entre diversos elementos (sonido-dibujo).

Weber estableció distintos tipos de asociaciones, dependiendo del área de percepción: acústica, visual, táctil o intelectual. Por ejemplo, los vocablos onomatopéyicos con las grafías, los dibujos asociados a la forma de las grafías, los bordes de una palabra destacando un rasgo especial de su ortografía, la semejanza de significado de algunas palabras por sus raíces etimológicas.

El Método Puente inventa formas gráficas que recuerdan o sugieren de una manera u otra los elementos fónicos. Se crean pues los recordatorios. Estas alusiones son puentes entre el fonema y la letra: La víbora silba SSS, el búho produce UUU; sus cuerpos sugieren el signo.

Según el profesor Weber el método se distingue de otros métodos de lectoescritura por las características siguientes:

  1. El método avanza usando imágenes, gráficas, dibujos.

  2. No avanza el educando letra por letra, sino de idea en idea.

  3. Las primeras 15 lecciones permiten una constante actividad manual.

  4. Se dedica un especial esmero en la enseñanza de\ escritura ambiental, es decir, la grafía: ca, que, qui, co , ja , ge, gi , etcétera.

  5. Se motiva la escritura petrificada, es decir, la h.

  6. En un tiempo aproximado de dos meses, se logra que el niño lea y en tres meses se consigue una lectura fluida, además de que el educando cuente con bases para alcanzar más tarde un dominio de la ortografía.

  7. Permite la alfabetización tanto de mestizos como de indígenas en sus respectivos idiomas, y en estos últimos, proporciona las bases de una lectoescritura en castellano que deberá ser mejorada según las necesidades y el rigor para manejarla.

Este método educativo fue probado en diferentes espacios, mostrando su efectividad. En Tapachula fue probado con un grupo de reos, los cuales aprendieron a leer y se iniciaron en la escritura en 20 días.

Además de crear un método de alfabetización, fue impulsor de una geografía general para el estado chiapaneco. Sus observaciones sobre la educación le llevaron a pensar que antes de introducir a las personas a las letras había que darles una conciencia de su espacio y lugar habitados.

Desarrolló un interés por la geografía a través de la elaboración de monografías como la que realizó sobre San Cristóbal de Las Casas; guías histórico-turísticas por segmentos regionales (Lacandona, Sierra, Soconusco, etc.); Chiapas en 1 hora; San Cristóbal en 30 minutos.


Elaboró las Paginas Municipales, un compendio de mapas, croquis y detalles de los 110 municipios existentes en 1983.

Durante el gobierno de Manuel Velasco Suárez, se dio a la tarea de construir una geografía general del estado, por lo que llamó al famoso geógrafo alemán Karl Helbig para el desarrollo de este trabajo.

El profesor Weber tuvo una gran necesidad de conocer más y ampliar los conocimientos sobre el espacio chiapaneco, por tanto formó parte de distintos y numerosos proyectos entre los que destacan la Sociedad Mexicana de Botánica, la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística. También estuvo incluido dentro de los proyectos del PRODESCH, un programa internacional de desarrollo económico para los Altos de Chiapas. Estuvo involucrado en el proceso de educación del Instituto Nacional de Educación para Adultos. Creo cartillas para párvulos y manuales para la educación de grupos indígenas, colaborando con el Instituto Nacional Indigenista.


Rescate del archivo Weber

En situación de emergencia para evitar que la destrucción del material continuara se organizó la recolección del material, acompañado de servicio social y coordinado por Justus Fenner se hizo el levantamiento. Los documentos que se encontraban envueltos en periódicos, en bolsas, amarrados con hilo Yucatán, rafia; estaban colocados en muebles de madera rotos, apolillados y muchos directamente al suelo de madera del tapanco. Todos cubiertos por una capa de polvo y ceniza de la explosión del volcán Chichonal, desde entonces el material no se había tocado y se encontró detenido y olvidado hasta 2013.


Se trasladaron los documentos a La Enseñanza, espacio que Na Bolom destinó para establecer el archivo. Primero se hizo trabajo de selección y limpieza en los pasillos de la casa, hasta que se pudo reubicar en una sala debajo del teatro. El material fue integrado limpio, depurado y con una sección a revisar.

Se identificaron dos secciones grandes: biblioteca y documental (conformado por: artículos, escritos, proyectos educativos, clichés, hemeroteca y mapas).

En 2014 se reiniciaron los trabajos con los elementos que conforman  la biblioteca de este acervo. Primero se realizó una selección básica y rápida por líneas temáticas de los libros, se introdujeron en cajas numeradas para controlar los elementos, no se realizó inventario.

Posteriormente se procedió a elaborar un catálogo en Worldcat, una herramienta de busca y registro de bibliotecas. Se registraron más de 4000 libros, muchos de ellos ya tiene ficha que muestra las especificaciones del libro. Otros más quedaron sin registro debido a lo local o la producción “gris” de donde salieron. 

A seis años de hacer este registro y sin uso constante del material, la cuenta ha sido eliminada y los avances realizados han desaparecido. En esta misma etapa se elaboró una base de registro a medida. La asignación del equipo de cómputo a otra persona hizo que el programa fuera eliminado por descuido. 


Durante el mismo año se iniciaron trabajos de restauración del techo superior del lugar destinado para el archivo, lo cual se inició sin previo aviso llevando a que todo el material limpiado fuera nuevamente empolvado, además que los daños ocasionados en techo medio hicieron posible el acceso a palomas y demás insectos que degradaron más a los documentos. 

El archivo estuvo cerrado hasta los últimos meses de 2018, en los años anteriores y sin un objetivo claro de qué hacer con el material y el espacio, ambos sufrieron de suciedad, merma, hongos, insectos y fueron relegados a solo “papeles viejos” y bodega que tenía cosas de todo tipo.  Al abrir las puertas se encontraron cajas destruidas, tiradas con todo y su contenido, los estantes aunque cubiertos con plásticos también lo estaban por mucho polvo.  

Ese  mismo año se sellaron partes delicadas de los techos con plásticos para evitar que el polvo y la suciedad de palomas siguieran cayendo sobre los documentos. También se realizó un acomodo de la estantería y se levantaron lo que se había caído y revuelto. Se retiraron una mesas cuadras de gran tamaño que reducían el espacio de trabajo.

En enero de 2019 se hizo una limpieza general de La Enseñanza, se reacomodaron los materiales y se trasladaron al salón de junto. Se reutilizaron estantes, por su fragilidad se atornillaron a la pared para darle mayor firmeza. También se utilizó estantería de calidad para los materiales de mayor peso.

Los materiales se reacomodaron de forma básica: biblioteca, mapas, cajas en buen estado y material de gran volumen. 

Se identificaron cajas de madera aun con material por revisar y de ello resultaron 2 libreros grandes de material por clasificar. 

Del 1 de julio al 29 de julio de 2020 se ha trabajado en la limpieza, acomodo y cambio de guardas (de estar al exterior a cajas de cartón de archivo) de la sección de biblioteca. También, se organizaron los espacios en la estantería a fin de tener un espacio ordenado y eficiente.

El 1 de julio de 2020 retomamos los trabajos en el archivo para iniciar una etapa de limpieza, diagnóstico y depuración de materiales para definir el proceso a seguir con el archivo, identificar necesidades urgentes y establecer cronograma y presupuesto de trabajo.


El archivo esta repartido en 20 estantes metálicos, 4 libreros de madera, una mesa grande de trabajo rodeada por los estantes. Un escritorio en la sección donde se encuentran los muebles de madera.

Existen cajas de archivo de cartón tamaño carta, cajas plásticas antiácidas de tamaño oficio, papel revolución para etiquetas y guardas.

Cerca de 60 cajas antiácidas negras se encontraban en el piso, contienen material de tipo religioso, ya en mal estado, muchos con presencia de hongos. Otra parte de cajas en el piso se conformaba por material suelto y apolillado, además de tener sobre estantes, libreros y mesas material excedente de los cuadernillos elaborados por Weber.

Estado del espacio.

El espacio presenta grietas ocasionadas por sismos pasados. Un entretecho dañado donde algunos paneles se habían desprendido y permitían el acceso de suciedad y palomas a los materiales depositados abajo. Las materiales se tenían cubiertos con plásticos debido a esta situación de caída constante de polvo.

Se colocaron fajillas a partes del techo para evitar seguir ensuciando.

Aunque el espacio fue lavado antes de introducir los materiales, el tiempo genero una capa de polvo y suciedad sobre las cajas y estantes. El trabajo constante durante este mes ha evitado la acumulación de polvo.


Estado de los materiales


La primera acción fue la identificación de materiales que se tenían, como y donde se habían colocado y que materiales no tenían el por qué estar ocupando espacio. De esta actividad se separaron materiales de tipo religioso que está en mal estado, material de excedente y material suelto, en su mayoría hojas rotas y sueltas.

Los apartados generales son: biblioteca, recortes temáticos, geografía, educación, apuntes sueltos.

Se revisó el apartado de biblioteca que se tenía en dos secciones. Una sección se presentaba registrada y con fichas pero fuera de cajas. La otra se encontraba en cajas etiquetadas como material no encontrado, local o no clasificado, esa sección se integró al proceso de guardado en cajas de archivo.

Dando como resultado 230 cajas con libros, con una media de 23 elementos por caja, un aproximado de 5290 textos. Las cajas se organizaron en 6 estantes, en algunos cupieron 6 cajas por entrepaño y en otros 10 por entrepaño.

La parte dedicada a recortes temáticos está ordenada y fichada dentro de cajas de zapato, ocupa un estante y medio y se encuentra estable. Aun no se ha pensado un uso del material. A su llegada se encontraba en cajas de madera apolillada ahora se ve estable y limpio.

El apartado de geografía es difuso en cuanto a su totalidad. Se tienen plenamente identificados los materiales que comprenden mapas, trazos, croquis y diseños previos, aún falta por identificar los contenidos de las cajas con fichas al exterior relacionadas. Esta sección de mapas ocupa un estante y medio, mientras que las cajas relacionadas al tema que aún no han sido registradas son 15. También consiste en una serie de clichés (grabados metálicos) que a opinión personal deben tener su propia sección debido a los materiales que lo constituyen (madera y metal).

El segmento educación es el más amplio, con 110 cajas de archivo permanente tamaño oficio. Este material se encuentra fichado, no está revisado en su totalidad. Algunos materiales ya han sido separados con papel revolución para establecer series por carpetas.

El material identificado como apuntes sueltos, incluye 21 cajas grandes y dos libreros, es material que se encuentra aún en cajas de madera o que están en grupos aleatorios, sin una línea temática ni razón ni origen.


Datos de contenido y necesidades sobre cada segmento

Biblioteca

En las 230 cajas que conforman la sección de biblioteca se identifican textos de diversos temas, entre los más comunes: educación, ciencias, biología, geografía, historia de Chiapas. Existe un amplio material de escritos locales. Folletos y boletines sobre educación, historia, leyes, partidos politos y resúmenes de temas generales.

Encontramos textos en español, inglés y alemán.

En relación con los temas que se trabajan en Na Bolom, hay una cantidad grande de textos referentes a arqueología y antropología del área maya.

Las necesidades principales son limpieza general, elaboración de inventario y catálogo. Con el tiempo y dependiendo de querer conservar, será necesario intervenir algunos materiales para arreglar pastas, realizar costuras y proteger contra hongos e insectos. En caso de cambiar de sito serán necesarios los 6 estantes donde ya se encuentran.

Recortes temáticos

Para el desarrollo de su método educativo José Weber ocupaba la relación entre imágenes (grafías), sonidos y una relación de ideas que permitía al educando comprender mejor lo que se le estaba transmitiendo. Para el método él elaboró una serie de recortes temáticos que indicarán ciertos temas y que visualizarán de modo generales un concepto. Por ejemplo la palabra “guerra” no podía describirse solamente como un enfrentamiento debido a que las condiciones locales no permitían entender directamente que era la guerra, para ello utilizaba recortes que presentaban imágenes de guerras de diferentes espacios.

Esta sección está conformada por 111 cajas pequeñas.

Las necesidades son de limpieza, cambio de guardas, que puede basarse en la elaboración de guardas de primer nivel con papel antiácido. Para reducir costos se puede usar cartulina fabria.

Geografía

En la sección de Geografía encontramos planos, mapas, croquis y detalles de inicio para la elaboración de diferentes materiales que van a ayudar a la conformación de temas geográficos en el estado. Por ejemplo tenemos la elaboración de todos los mapas referentes con los 110 municipios del estado en 1970, que va desde la reunión de datos hasta la conformación de los croquis de los principales pueblos rurales y urbanos existentes durante la época. También, tenemos mapas de diferentes sitios del mundo: mapamundis, generales por continentes, mapa de diferentes países de América, mapas con temas relacionados a la biología, hidrología, geología, étnicos y otros.

Este material por las medidas de sus elementos no está guardado en cajas. Las necesidades básicas serían la compra de planeros o elaboración de muebles con madera tratada con entrepaños y que pueda ser cubierta constantemente para evitar su deterioro. O la elaboración de cajas grandes para conservar.

Educación

Formada por la mayoría de las cajas etiquetadas corresponde directamente a manuales de cómo realizar y llevar a cabo el método de educación creado por Weber. Son temas diversos como procesos de lectura y escritura, mapas que indican el proceso de aprendizaje, el punto donde se encuentra el niño hasta qué punto se pretende llegar en su proceso en la alfabetización.

También tiene contenidos relacionados a las materias generales de educación primaria. En su mayoría: matemáticas, español, ciencias naturales, biología, ética, civismo, historia. Hay compendios y manuales elaborados para el conocimiento del inglés, aritmética, geografía. Se tiene una gran cantidad de manuales de música, de dibujo que son de las clases que el mismo impartía.

Este material se conserva en cajas aún en buen estado. Necesita una limpieza superficial y los estantes en los que se encuentra son adecuados. La siguiente fase sería la elaboración de catálogo y registro.

Apuntes sueltos

Las cajas de apuntes sueltos aún están por revisarse, en su mayoría se ve que contienen materiales relacionados a correspondencia, anexos que puedan agregarse directamente a las otras secciones. Hay ejemplares fotográficos, artículos sueltos, apuntes de creación de cuadernillos que nunca fueron terminados. Además de recortes que se encuentran en cajas de madera. También tenemos una extensa cantidad de cajas y placas metálicas envueltas, estas se utilizaban para la elaboración de los cuadernillos y tienen dibujados animales, plantas y mapas.

Las necesidades son de limpieza, cambio de guardas, se pueden envolver en papel revolución y pasar a cajas sólidas.

Información relevante
Recent Posts
Búsqueda
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic

© Asociación Cultural Na Bolom, todos los derechos reservados